jueves, mayo 06, 2010

El sabor del desencuentro

Ante la posible baja del euro, quieren frenar la importación de cervezas alemanas, entre otros productos alimenticios para los que hay sustituto nacional. ¿Será más por el lobby de Quilmes, o por el deseo del gobierno de que no salgan divisas?
Masí, ¿me tomo un relax griego y todo me chupa huevo?

3 comentarios:

hugo dijo...

ya se habían registrado importaciones fuertes de duraznos al natural, de grecia precisamente marcos ktulou, igual que a fines de la converibilidad, el que quiere ver que vea, el que no...

visité a principios de 2002 san rafael y estaba devastado por este motivo e incluso había carteles de "no compre duraznos griegos"

a propósito, ¿probaste estos brebajes? me parecieron muy caros cuando salieron en la tele y los ví en las góndolas...

Fernando dijo...

Cagamos fuego los bebedores de té en hebras... la mayoría son importados.

MarcosKtulu dijo...

Efraín Adalberto Rigoberto Ricardo Raul Huguerini de Aquitania, tan buenos son esos duraznos enlatados griegos? No creo que los separe de los argentinos la misma distancia que hace de la cerveza alemana y argentina productos prácticamente distintos.
No probé esos brebajes o lo que sean, pero no les vendría mal a los griegos tomarse un par ahora no? Seguirían 3 pasos básicos: 1. Compre nacional 2. Relájese. 3. Ajústese el cinturón
Ferdinando, este relax/spa/esencia/whatever griego creo que en sí mismo es un te frio. Podés entrarle, y repetís los 3 pasos de recién.