domingo, julio 04, 2010

La tenemos adentro

Reality bite. Para Maradona, Alemania era puro cuento. "No nos metamos en la cabeza el 4-1 a Inglaterra. No nos comamos la mentira. Inglaterra le facilitó los caminos a Alemania". No lo sabíamos hace dos días (si bien el partido contra México debió servir de advertencia), pero Alemania demostró que la gran mentira era...Argentina. No duele tanto la derrota como enterarse -y de esta manera tan quirúrgica- de la verdadera realidad de la superioridad alemana, y su contracara, el gran autoengaño que protagonizamos durante 23 dias. Esta realidad indica que Argentina en esta copa estaba lejos del nivel competitivo que le creíamos, y que Alemania nos sigue teniendo de hijos. Encima hace 20 años no podemos superar los cuartos de final, por eso ya vemos con cierta nostalgia, no el 86 de tantas comparaciones con éste, sino hasta el mismo 90, perdido y mal jugado pero épico. Diego entró a dirigir el seleccionado hablando de recuperar la mística. Con tan bajo nivel no alcanza para avanzar más en el mundial. Hace falta además épica, como lo del modesto equipo uruguayo.

4 comentarios:

Darío dijo...

Repito lo que dije e el blog de Iván.
Esto es la consecuencia de poner a un mequetrefe en lugar de un técnico en serio.
Una humillación impresionante, nunca vista desde ese 0-4 contra Holanda e 1974.
Una verguenza!. Maradona debe ser humillado y defenestrado con todo cuando vuelva a Argentina. Lo merece por su soberbia y su falta de ideas.

hugo dijo...

como en punto y banca todo pasa marcos rimet: el mercosùr ampliado pasò ahora a ser punto y el mercado comùn europeo ampliado a ser banca...

fuerza charrùas!!!

Iván dijo...

Yo no quiero que gane Uruguay por más cariño que pueda tenerle a los yoruguas. Por la sencilla razón de que si ellos ganan el mundial nos van a pasar en cantidad de copas mundiales y sería un atropello teniendo en cuenta la calidad del fútbol uruguayo (además que la primera copa la ganaron en un mundial un tanto espurio).

Mis deseos son para Holanda, porque sería épico que ganen los hermanos de los boers ahí en plena Sudáfrica. Y obviamente para España, ojalá se haga con la copa la Madre Patria y vengue nuestra suerte ante "alemania".

Claude dijo...

Lo único que pido es que la final no sea un 0 a 0 con definición por penales.