martes, mayo 08, 2007

Gorda chancha

Ganó la gorda chancha (que no siempre lo fue) traicionera, gracias, básicamente a un problema de coordinación de las restantes minorías. Los votantes no pudieron concordar una elección común y la gorda se quedó con el premio. Por cierto, que miseria. 100.000 pesos.
Al menos ganó Sarko, un tipo del que, aun de derecha, tampoco deba esperarse mucho.

5 comentarios:

La Napia de Zappa dijo...

La gorda gano x la competencia con nadia , siempre fue invisible en la casa , nunca hiso nada como para ganar , Gran Hermano se llama el programa?

Lo q hiso con el grone diego es de Gran Garca :)

= Insisto no era negocio q gane el negro , dejaba una mala img para el programa , no dicho x mi ;) , x alguien q ta involucrado en GH ;O

La gorda sabra q es un celular con palm?

En Tucuman hay tegnologia? JAJAJAJ

Saludos , La Napia de floresta.

Alejandro dijo...

Yo le puse las fichas a la gorda, más por descarte que por otra cosa. Antes que el buenudo mediterráneo, cualquier cosa.

Igual, hubiera preferido que ganara Diego. Si, soy ecléctico. ¿Y que?

Alejandro dijo...

Me olvidaba. Tema Francia: es notable como yo, que soy de centroizquierda, tengo una opinion de Royal similar a la tuya sobre Sarko. No doy dos mangos por ella. Me caía simpático Bayrou.

salviandre dijo...

mamita, en este ispa gana kirchner. qué menos podés esperar.
pese a todo, la gordita fue la que mejor defendio e hizo uso de sus derechos frente a los demás, tal vez pareja con la negra salteña (que fue demasiado casquivana para mi agrado). lo increible es que esa gelatina cordobesa hubiera podido llegar segunda

MarcosKtulu dijo...

Fueron todos llegando por descarte. Mariela (la salteña) se habría ido bastante antes si no fuera porque en cada una de las tantas nominaciones en las que estuvo la pusieron frente a jugadores bastante antipáticos.
La gorda siempre fue lo suficientemente discreta como para no exponerse dentro de la casa. Usó la nominación espontánea respaldada por el anonimato. Hacia afuera no resultaba particularmente simpática, pero con la nominación espontánea encabezó el anti-dieguismo, en tanto el dieguismo se quedó sin referente tras su eliminación.
Juan daba toda la impresión de un tontito. Lo fuera o no, es lo que parecía. Cosechó algo de popularidad con sus arrojos nominacionales. Por fuera de la insólita estrategia, carecía de peso propio.
El que era convincente y entretenido era Diego. Ya sin él, la gorda tenía el camino allanado.
Sebastían era esperable que llegara lejos, jugaba bien. Pero en el vis-a-vis de la votación con Diego, se vió que tenía tanta gente en contra como él.
La gorda para mí jugó sucio. Deslealtad aparte, fue lo que mejor le resultó.

Alexandros, no comprendo del todo la alegría de algunos amigos de derecha cuando gana un candidato de derecha en algún país remoto. En que te cambia la vida que gane un derechista en Sri Lanka? Pero incluso cuando gana uno de derecha y en un país más importante o más próximo, no quiere decir que efectivamente implemente políticas derechistas (lo que sea que esto significa), o si quiera que éstas tengan éxito. En resumen: ¿qué me cambia a mí que venga otro Chirac? Hasta para los franceses, cuánto puede cambiar? Incluso si ganaba Sego (que está buena), tampoco iba a haber grandes cambios.