viernes, junio 15, 2007

Fuera fachos

¿Qué es un facho? Strictu sensu, un fascista, un simpatizante del movimiento política de extrema derecha creado por Mussolini, a veces inclusivo del nazi. Genéricamente, o lato sensu, facho o fascista es una persona autoritaria. De alguna antojadiza combinación entre ambas acepciones resulta que facho es toda persona de derecha, extrema o no, autoritaria o no. O dicho de otra manera, toda persona que no es de izquierda. Se extiende muchísimo la pequeña porción derechista de Mussolini hasta ocupar la mitad del espectro político, y se acota sobremanera el orbe autoritario (presente tanto en derecha como izquierda), hasta ocupar sólo el hemisferio derecho.
De ello queda "facho" (en rojo), como se representa a en el siguiente esquema de elaboración propia (click para agrandar).



En la nueva acepción facho no sería sinónimo de autoritarismo político, o de desigualdad social (en el fascismo consagrada legalmente en la manera de corporaciones, en el liberalismo como producto de la competencia libre). El facho sería, bajo este esquema, todo aquél que no se inscriba en alguna corriente igualitarista. Stalin, Quebracho, etc. no serían fachos, en tanto que todo lo que va desde Mussolini hasta Murray Rothbard sí; cuidado con ese juego.
Facho o fascista era mayoritariamente utilizado en el discurso de izquierda. Sin embargo, amparado por el sentido amplio del término -de carga claramente negativa-, ya se está empleando desde la derecha conservadora para denunciar al islamofascismo. El viraje no se ha completado aún: al referirse a los terroristas musulmanes, a quienes los apoyan, o simplemente a quienes comparten su religión, nadie habla de "islamofachos" (sólo en francés encontramos algunos resultados). Si el Islam entra en alguna categoría (izquierda-derecha y arriba-abajo), posiblemente sea la de derecha (desigualidad) y arriba (autoritarismo político). Pese a la cercanía con el fascismo strictu sensu, así como en el encuadre autoritario, y de encontrarse quizás en el hemisferio derecho, el discurso de izquierda que tanto ha abusado del término facho, se muestra renuente a aplicarlo al islamismo, tal vez porque eso del multiculturalismo y el antiamericanismo se lo impida. En conclusión, si se le va llamar facho a cualquier cosa, la palabra pierde sentido. Si va a designar al autoritarismo político, entonces servirá de sinónimo. Si fascismo designará a todo lo que no es izquierda, no se concibe un universo que no sea o no esté referenciado con la izquierda. Si se llama fascismo al movimiento que originalmente lo constituyó, en una época histórica determinada, no habrá conflictos de interpretación.
El Macarthismo llamaba comunismo a todo lo progre. Aprendimos que el comunismo es, también, un movimiento político determinado, con distintas ramificaciones, y que cada una merece su nombre. No es lo mismo el comunismo chino que la socialdemocracia sueca. La lección que aprendimos para salvar las diferencias en los movimientos e ideas de izquierda, todavía no las incorporamos para con los de derecha.
Si poca gente lleva hoy con orgullo el mote del anacrónico comunismo, ¿por qué otra va enorgullecerse de portar el de fascista?

PD: Hay hasta una universidad facha. Y no es la única.

4 comentarios:

Alejandro dijo...

Es tremendamente estúpida la manera en que la izquierda abusa del fascismo. Alguna vez escuché de un militante del PO que el PC era "fascista" (el argumento era "son de centroizquierda, representan a la clase media pequeñoburguesa, ergo son unos fachos", o algo por el estilo).

Coincido en que hablar de fascismo hoy es una taradez, pero al mismo tiempo pienso en que los regímenes islámicos no tienen demasiado que ver con el fascismo (no porque me gusten, sino porque tienen un orígen, unas formas, y un contenido muy distinto, aunque se toquen en muchos puntos).

Marta Salazar dijo...

qué matemático!

tienes razón!

y es un tema que... nos debiera preocupar más, un saludo grande!

Klovs dijo...

Muy bueno tu esquema.
Bush hace un tiempo hablo de los islamofacistas, claro que después todas las asociaciones islamicas empezaron a decir que Bush dijo que el islam era facista, cuando en realidad solo se refería a los islamofacistas o facistas islamicos, y no a TODOS.

Dieguistico! dijo...

Marcos, muy buen análisis. Sos como un Grondona matemático!!!

En realidad creo que el término fascista se aplica a todo el que no piensa como ellos, lo más curioso es que algunos de los regímenes que ellos defienden (como el de Chávez) son tremendamente similares en sus acciones concretas al fascismo "estricto sensu".