jueves, diciembre 11, 2008

Mr. danyer

Me parece, ¿o todos los artículos de Benegas Lynch sobre EEUU comienzan igual? Todo es estatismo, en definitiva.
Ahora parece resucitar el fenómeno, por ejemplo, en lo ocurrido con el antes admirado Bush, una vez que se pusieron al descubierto los efectos devastadores de la patraña mayúscula de la "invasión preventiva" a Irak, del cercenamiento de libertades individuales como la detención sin el debido proceso, las escuchas telefónicas, la intromisión en el secreto bancario y la irrupción en domicilios sin orden de juez competente. Cabe subrayar el aumento sideral en el gasto y el endeudamiento estatales en Estados Unidos, el colosal déficit fiscal y las asfixiantes regulaciones federales de todo orden y especie, a lo que deben agregarse las manipulaciones de la Reserva Federal para mantener las tasas de interés artificialmente deprimidas, lo cual malguía a los operadores en el mercado.

10 comentarios:

Iván dijo...

Está perfecto. ABL no deja dudas al respecto. Un liberal en serio.

Claude dijo...

¡Ja!, pensé que con las siglas de Alberto Benegas Lynch (ABL) Iván se refería al Alumbrado, Barrido y Limpieza.

Claude dijo...

P.S: Me pasa por leer los comentarios antes que el post.

hugo dijo...

coincido marcos: con leer el título de uno de sus articulos, uno puede imaginarse más o menos el contenido y las conclusiones...

por otro lado son siempre del tipo "autopsias", pero pocas veces leeí una propuesta concreta suya para solucionar un problema concreto, porque en realidad benegas lynch representa al intelectual de gabinete en su "torrre de marfil" con poco contacto con la realidad...

para muchos inlectuales la coherencia a lo largo de una vida es un logro, un valor...

recelo un poco de este estereotipo: para mi, el tema es algo más complejo, porque el mundo es complejo, de modo que el pensar las cosas de la misma manera durante cuarenta años, lejos de constituír una muestra de coherencia, me parece, más bien, una muestra de poca evolución...

MarcosKtulu dijo...

Ya van varios años que Benegas Lynch es más crítico que admirador de EEUU, con ideas que viene expresando en varios libros. No tiene problema en repetir la linea argumental en artículos.
Claude, esa es mala palabra en estos pagos. Nuestro Lider Supremo -un derechista él- ha aumentado en gran cuantía el immporte que debemos pagar por esas siglas, y planea aumentarlo nuevamente.
Hugo, Benegas Lynch está más preocupado por la asepsia y la coherencia de pensamiento que por dar soluciones concretas a problemas actuales. De todos modos, a menudo imagina escenarios de cómo el mercado podría resolver cuestiones que hoy son dejadas en las manos del estado. En sus críticas y propuestas él no trabaja con modelos muy complejos, sino más bien con principios sencillos en los campos de la economía, ética y derecho. Se entiende que no es un intelectual de la calle o el barro.

Iván dijo...

En este libro - Proyectos para una sociedad abierta , en dos tomos con el Dr. Martín Krause (Buenos Aires: Abeledo-Perrot, 1993; 770 páginas). Él y Krause hablan largo y tendido sobre la desregulación de la salud, los espacios aéreos, las rutas, y algunas cosas más que no recuerdo. No se trata de ética, sino de resolver problemas en la práctica. Y el libro es bastante largo.

Yo admiro la coherencia de ABL, y aunque tiene libros y pensamientos que varios consideraría utópicos aunque no lo sean, es falso que nunca habla de cuestiones prácticas. Ese libro se trata principalmente de eso. Además en su libro "autogobierno" también da muchas pautas para su implementación práctica.

Él tiene una visión distinta del cambio, y no toma a la política como medio para realizarlo.

hugo dijo...

marcos: sabés de mi admiración por los policy makers antes que por los intelectuales de gabiente

iván: ¿es que acaso conocés algún medio distinto a la política para llevar adelante cualquier cambio o tansformación sea este de derecha izquierda o centro?

Iván dijo...

Habría que preguntarle a él.

MarcosKtulu dijo...

El Kamarda Hugo te preguntó a vos.

Iván dijo...

Ah es verdad. Sí lo conozco, pero es una idea bastante particular que algún día desarrollaré en el blog. No tiene nada que ver con la política, ya que yo no veo ese camino como uno verdaderamente posible para liberarnos. Quizá en otro tiempo, pero hoy lo dudo totalmente.