lunes, febrero 07, 2011

Agorero con razones

Como la vez anterior, el poco criterio de las tapas (¿automáticamente generadas?) de las reimpresiones e impresiones a pedido en Amazon:





Quien sí la acertó fue este John R. Bradley en 2008 con su Inside Egypt: The Land of the Pharaohs on the Brink of a Revolution. La vio venir hace casi 3 años, después no digan que no avisó. Por algo lo prohibieron allí. Como dijo un reviewer el día después de haber salido el libro:

"Bradley concludes that recent Egyptian history shows there have been popular uprising every three decades or so: the 1919 nationalist revolution, the 1952 revolution led by the Free Officers, and the bread riots of 1977. We are now, he notes ominously, three decades after the last uprising, meaning Egypt is due another, although he has no doubt the regime will be able to crush it. It's a measure of his prescience that in the month the book is published there are were two general strikes and food/price riots..."

Resta ver si lo crusheará. Como buen agorero, se pronunció por la afirmativa.

5 comentarios:

Fernando dijo...

Esas tapas deben ser como los themes de blogspot.

En 2008 los agoreros* sobre Egipto estaban de moda porque había lío y los precios de los alimentos estaban a niveles record (hasta entonces). La revolución que predecían era para ese año, no para este. Pero en 2008 falló, y siguieron maquinando hasta ahora.

Hay mucho de "distorsión retrospectiva" en las explicaciones sobre Egipto.

*Palabra puesta de moda por Dante Gullo.

MarcosKtulu dijo...

Las causas estructurales parecen ser las mismas, solo que aquella vez no hubo disparador tunecino.
¿Acaso toda revolución no tuvo su 1905, su Boston tea party, su Reveillon, su Chuquisaca, etc?
Cuando la revolución está a la puerta, poco tiempo antes te avisa. Pero cuando hacés la duma en 1906 o los estados generales en 1789, o whatever, ya es tarde.
Si lo sabrá Gullo.

Carlos dijo...

La frase de Tocqueville que cita Fernando en su último post no falla

Es muy raro que una élite poderosa tenga la lucidez necesaria para darse cuenta que que su poder está por caer y ya ha pasado el punto de no retorno. Por eso, como dice Marcos, cuando reacciona, es tarde.

Poco antes de la Revolución, la nobleza francesa festejaba con carcajadas cuando en "Le mariage de Figaro", este le dice al conde Almaviva:

« Parce que vous êtes un grand Seigneur, vous vous croyez un grand génie !... Noblesse, fortune, un rang, des places : tout cela rend si fier ! Qu’avez-vous fait pour tant de biens ? Vous vous êtes donné la peine de naître, et rien de plus... »

No se daba cuenta que esa frase resumía las críticas y el rencor del "Tercer Estado" contra ella.

MarcosKtulu dijo...

Efectivamente, la elite, en su carácter de conductora, debe darse cuenta hacia donde marcha el mundo y los tiempos. Aunque en el pasado mítico pueda haber cumplido alguna función importante y patriótica, si se queda estancado en él, del proletariado interno (influenciado ideológicamente por el proletariado externo) surgirá otra elite que la desplace.
Argentina es un buen ejemplo. Desde la organización nacional, la elite condujo muy bien al pais, hasta que, producto del éxito y de los nuevos desafíos, el sistema (político y económico) entró en crisis y sin saber como ni cuando reformarse, halló a los dirigentes acudiendo a recetas anticuadas, o bien retirados a los placeres de la vida. Cuando esta elite devenida en casta oligárquica estaba cómoda reprimiendo, haciendo fraude y percibiendo la renta agraria, se los llevó puesto el radicalismo primero y el peronismo después, partidos y movimientos de composiciones sociológicas e ideológicas totalmente ajenas a las realidades que acostumbraban manejar. En el resto del siglo solo pudieron intentar corregir el curso echando mano a golpes militares.

Volviendo a Egipto, Hosni puede haber sido importante en una época donde pasaban muchas cosas, pero ahora el sistema debe regenerarse para hacer frente a otros problemas y Hosni carece de la legitimidad como para encabezar la nueva etapa.

hugo dijo...

"...la instauración de todo poder nuevo pasa por varias etapas. la primera es el triunfo de la razón, del espíritu crítico, la lucha contra los prejuicios.

luego viene el segundo período. la preponderancia de las fuerzas oscuras de "los que adhieren", los simpatizantes por conveniencia. y entonces comienzan las denuncias, las sospechas, las intrigas, los odios..."

lara a zhivago, cap 13, "el doctor zhivago" de boris pasternak.-