jueves, marzo 08, 2007

Un buen día se juntaron Bush y Cheney

Reunión a solas entre Bush y Cheney en el salón Oval, octubre de 2001:

Bush: (distraído) -Así que acá es donde Clinton atendía a las becarias...
Cheney: -George, no estamos para rememorar affairs de administraciones pasadas.
Bush: -¡Pero tenemos que rescatar el vigor de presidentes como Clinton y Kennedy! No podemos tener de figura a un manicero como Carter o a un impotente como...
Cheney: (interrumpe) -Precisamente, George, de eso tenemos que hablar. Nos acaban de atacar, y hay que recuperar el vigor de esta gran nación.
Bush: -¿Como podemos hacerlo, subsidiando la industria del viagra?
Cheney: No, ya tenemos suficiente subsidiando a la agricultura. Se me ocurre algo mejor.
Bush: -Soy todo oídos.
Cheney: Seguro que lo sos. ¿Viste nuestro abultado aparato y gasto militar? Invadamos algún país, nadie nos va pedir explicaciones.
Bush: -¿Seguro? No podemos explicar cómo nos atacaron recién, mucho menos cómo iríamos a atacar a un país cualquiera.
Cheney: -¡Bingo! Eso en Texas se llama matar 2 búfalos de un tiro; de eso se trata. Este ataque nos abrió el "crédito", pero hagamos creer que en realidad nos hizo nacer obligaciones para con el resto del mundo. Tengo un grupo de conocidos que se hacen llamar neo o algo así que saben propagar muy bien las excusas. Yo me encargo de todo.
Bush: -Bueno esperá, de todo no. La invasión la quiero hacer yo.
Cheney: -Pero es mía la idea...
Bush: -Pero yo mando.
Cheney: -Ok hagamos así. Vos te hacés cargo de destruir el país, y yo me encargo de esquilmarlo y "reconstruirlo".
Bush: Perfecto, soy un excelente comandante, y también un gran hombre de negocios, así que si en tu parte del trabajo necesitás algún consejo, avisame.
Cheney: -Hasta ahora venimos bien. Tenemos el comandante, tenemos el gerente, tenemos los propagandistas, pero falta algo...
Bush: -Exacto, ¡Falta el país! Ves que a veces puedo ser lúcido también. ¿Qué país aconsejás?
Cheney: -Para que todo esto sea creible, lo ideal es que sea uno musulmán perdido remotamente en Asia.
Bush: -No ubico muy bien Asia, ¿pero no sería más creible si el país a invadir, además de musulmán también fuera árabe?
Cheney: ¿Por ejemplo?
Bush: -Bueno, dicen que los terroristas que nos atacaron eran de Arabia Saudita. También dicen que había egipcios.
Cheney: George, estás delirando. Arabia saudita y Egipto son nuestros socios. Jamás nos traicionarían. ¿Alguna vez nos vendieron el petroleo rebajado con agua? Son confiables.
Bush: -Como Israel
Cheney: -Eh...Israel no tiene petróleo pero sí, digamos, que es confiable.
Bush: -Seguimos buscando un país árabe.
Cheney: -Prefiero que sólo sea musulmán, para que no piensen que es racial el asunto.
Bush: ¿Hay negros en asia?
Cheney: -Uh...no importa. Simplemente digo que sea sólo musulmán.
Bush: ¡No, sí importa! Que sea árabe, ahí tenes musulmanes incluídos.
Cheney: -Sí, musulmanes, pero que no incluya árabes. Bueno mirá, no nos vamos a poner de acuerdo. Hagamos una cosa. Vos elegís un país, yo elijo el otro, y si nos quedamos con ganas de más, tiramos una moneda y echamos a la suerte quién elige el tercer país.
Bush: Me parece bien. ¿Cuál es tu elección?
Cheney: Elijo Afganistán. Va servir para mostrarle a los rusos que el american way of invasion logra lo que ellos no pudieron.
Bush: -Me gusta, me gusta; una guerra bien fácil para empezar. Pero aunque sea fácil ganarla, alguna justificación vamos a tener que dar.
Cheney: -Muy simple, decimos que ahí se esconde Osama Bin Laden, lider de Al-Qaeda, organización responsable de los ataques del 9/11. En un rato llamo a los propagandistas.
Bush: -...Y yo a los militares, me muero de ganas por empezar.
Cheney: -Tenemos bases y portaaviones por ahí, así que en cuanto dispongas...
Bush: -Muy bien, pero no me olvido que me toca elegir mi país todavía.
Cheney: -¿A ver?
Bush: -Acá en el mapa hay uno que se llama Iraq, y otro Irán. ¿Qué diferencia hay?
Cheney: -Los 2 fueron grandes aliados nuestros, pero ya no. De hecho ahora mismo son enemigos nuestros, así que cualquiera viene bien. Iraq tiene lo que vos pedías, árabes y musulmanes. Además todavía está el dictador al que tu papá, equivocadamente, dejó seguir gobernando. Podrías corregir su error.
Bush: -Este Irán me interesa, la capital, Teherán, rima. Irán, Tehe-Irán, ha-ha, ¿lo entendés? Irán a tejer, tejér, Irán. A tejer, irán. ha-ha. Irán a tejer paños negros para tanto entierro. Los voy a seguir teniendo en mente, pero ahora me convenciste con Iraq. No se diga una palabra más.
Cheney: -Acá no va ser tan fácil justificarlo. Va haber que decir algo más que una palabra.
Bush: -¿No alcanza con que sean árabes musulmanes, y que papi se haya equivocado?
Cheney: -Me temo que no, necesitamos algo más convincente. Algo como que Iraq armó a Osama Bin Laden.
Bush: -Mmmmmme encanta! ¿Qué más?
Cheney: -Es tu invasión, ¿no podés inventar vos las excusas? Usá un poco la imaginación.
Bush: -Podemos decir que Saddam no es cristiano.
Cheney: -Eso nos va traer más problemas, pensá otra cosa.
Bush: -¡Ya sé! Podemos decir que Saddam, quien sigo creyendo que es poco cristiano, está armando y dando refugio a Al Qaeda.
Cheney: -Lo de armar a otros no es algo demasiado grave. Lo hacemos nosotros todo el tiempo. Hace falta algo más...
Bush: -Algo más...¡Eureka, lo tengo!. Podemos decir que Saddam está armando a Al qaeda con armas que ni existen, como las de star trek, star wars, V invasión extraterrestre, etc.
Cheney: -Hmm...si, vamos a decir que están produciendo armas de destrucción masiva, en adelante WMD.
Bush: -WMD malas, Saddam malo.
Cheney: -Si, muy malo.
Bush: -¿Será suficiente con esto?
Cheney: -Si, creo. En una de esas, Saddam tiene armas de verdad y viene como anillo al dedo la justificación.
Bush: -Y si no, de última, digo que Dios me lo mandó.
Cheney: -Como a Constantino y a Juana de Arco.
Bush: -eh...sí, como esos. España su patria los tenga en la gloria.
Cheney: Tenemos que planear la tercera guerra.
Bush: ¿Mundial?
Cheney: No George, la tercera de esta seguidilla de guerras.
Bush: Por lo que dijiste, me gustó Irán. Más adelante tiremos la moneda, no para ver quien elige el país, sino para decidir si lo atacamos o no. Mientras vayamos pensando una excusa.
Cheney: Así será.
Bush: ¡Manos a la guerra!
Cheney: ¡Manos al saqueo!
Bush: ¡Viva la libertad!
Cheney: ¡Viva la democracia!.

3 comentarios:

Pappo dijo...

jajajaja muy bueno, y cierto.

Aubry et Rau dijo...

Marcos, una preguntita: ¿tenías un micrófono oculto en ese momento clave para la historia de la humanidad?

No sé si hayas tenido el micrófono, pero lo que estoy sseguro es que la cosa se debe haber resuelto de ese modo.

Te felicito

Marta Salazar dijo...

ja ja, muy divertido, creo que te pondré un enlace en mi blog de Chistes!