miércoles, octubre 24, 2007

Negro racista

Faltó que Sudáfrica saliera merecidamente campeón del mundial de Rugby, para que algún racista volviera a acotar algo.
El responsable de la política deportiva en el Parlamento sudafricano, Buthana Komphela, dijo que "La selección tiene demasiados blancos y hay que intensificar su transformación para incorporar más rugbiers negros". Antes del mundial de Francia, Buthana había amenazado con retirar al equipo si la formación no llevaba la suficiente cantidad de negros.
La selección no homologa estructuralmente la composición étnica y racial de la población de Sudáfrica, eso no hay duda. En este país de 47 millones de personas hay casi 80% de negros, 10% de blancos y 10% café con leche. No faltan los que quieren hacer pesar esa proporción sobre las filas del seleccionado, pero intentarlo no tendría efectos neutros. El día que los Springboks sean seleccionados vía affirmative action (o cupos), será el día en que de potencia del rugby sólo le quede el nombre y la historia. Hay propuestas de cupos de 3 a 10 jugadores negros, mientras unos sueñan con un equipo mitad y mitad, o mayoría de negros, o que el director técnico lo sea. Como los negros sudafricanos son más petisos que los del oeste de Africa (estos últimos eran destinados como esclavos a América), va a ser dificil que desplacen a los fornidos forwards blancos, pero, veloces, podrían jugar bien de 3/4. Pensar sino en Bryan Habana, nombrado el mejor jugador del año ¿Qué cupo pudo necesitar este wing cafe con leche capaz de correr 100 metros en 10 segundos? Su velocidad es, literalmente, la de una gacela saltarina (springbok).
Por el desencuentro con el Rugby, en la práctica los negros sudafricanos se terminan volcando por el fótbol. Lo juegan porque en él tienen mejores posibilidades de triunfar, no por los cupos.
Con los cupos la dirigencia sudafricana corre el riesgo de malversar la gloria rugbística de su país. Similar polémica genera la norma que obliga a seleccionar a los jugadores sólo entre quienes participan del campeonato interprovincial de Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda, el Super 14. Los jugadores que aspiran a participar del seleccionado se ven privados de jugar en las ligas europeas, las más competitivas siendo la francesa e inglesa, o dicho de otra manera, salvo excepciones, el equipo nacional puede verse así privado de grandes jugadores. El mismo corolario puede producirse por el establecimiento de cupos.
¿Por qué no pueden aceptar que el rugby en Sudáfrica, por las razones que sean, es cosa de blancos (afrikaners y colonos ingleses)? Nadie discute la absoluta primacía de los negros en el atletismo o el basket. Por su parte algo deben tener los café con leche para haber sacado tantas veces campeón a Brasil. No eran más que racistas (entre ellos Le Pen) quienes se quejaban de la cantidad de negros en el seleccionado francés en Alemania 2006, finalista al fin y al cabo. Serían necios los norteamericanos que quisiesen imponer un cupo de blancos en el seleccionado nacional de basket, que sería el nightmare en lugar del dream team. ¿Qué serían sino imberbes y estúpidos quienes reclamaran una conformación del seleccionado brasilero sin cafés con leche? Hay que hacer más caso al dicho: No hay por qué arreglar lo que no está roto. Nueva Zelanda y Australia han conseguido integrar equipos multiculturales sin necesidad de fijar cupos. Aunque les fue mal en este mundial, por mucho tiempo nadie los correrá de los 3 primeros lugares junto a Sudáfrica. Antes de tener un equipo multicultural exitoso, Sudáfrica tendrá que tener jugadores negros al nivel de los blancos, como prueba la inclusión de Habana por mérito propio. Hasta que haya mas Habanas podrían pasar años y en el medio perder competitividad. Si, como acá, de llevar el Rugby a más gente se trata, no está mal promocionar el deporte, pero siempre que no sea a expensas de las posibilidades de éxito del equipo nacional. Que haya más rugbiers negros, sí, o del color que sea, pero que no se modifique el criterio meritorio según el cual al seleccionado van los mejores.

7 comentarios:

hugo dijo...

cuando el partido del señor mandela se hizo cargo del gobierno sudafricano, se determinó que por ejemplo ciertas actividades consideradas eurocéntricas no iban a contar más con apoyo de fondos públicos, a saber: la ópera, el ballet y créase o no, el jardín botánico. en este último caso, los amigos del botánico encontraron un sistema inteligente para su mantenimiento: cuando alguien fallece, a cambio de una contribución, en una época eran u$s 10.000.- como mínimo, sus cenizas son esparcidas en el maravilloso jardín botánico de cape town y en ese lugar un típico banco inglés de madera con una chapa con su nombre lo recuerda.

no soy en absoluto racista, pero como bien lo señalás marcos, el rugby es algo eurocéntrico, por lo que no veo porque el interés gubernamental en el y el desinterés en las otras actividades (creo que mi parcialidad aquí es evidente a favor de las primeras...)

en cuanto a la esclavitud: los barcos de la trata solo levantaban a los esclavos en las costas africanas. quienes los llevaban hasta allí como botín de guerra eran sus propios hermanos de raza, vencedores en los combates entre tribus, para cambiarlos por mercaderías.

quien primero combatió la trata fue la royal navy a fines del siglo XVIII, deteniendo a los navíos que encontraba y liberando a su carga humana, debido a la presión de los quaqueros sobre el gobierno inglés.

finalmente, aún hoy con un gobierno de mayoría negra no son iguales los trabajos a cargo de los fuertes, altos y más inteligentes zulúes que los que se les asignan a los más bajos e infantiles bantúes.

Iván dijo...

Yo por mi condición de total desastre en fútbol le voy a pedir al Estado que haga un cupo para que yo y varios más podamos jugar en un equipo en serio.

Esta mezcla de corrección política, razas y actividades es un cóctel de porquería.

Charly W. Karl dijo...

Si le hubieran hecho caso a Buthana Komphela, casi seguro que perdían. Un equipo, deportivo, científico o el que fuese, debe estar conformado por los individuos que en mejores condiciones se encuentran para desempeñarse eficientemente.
Te comento que agregué un link a tu blog, lo podrás ver en la columna que se encuentra a la derecha, en el menú desplegable titulado -Weblogs Links-

Un abrazo!

MarcosKtulu dijo...

Ivo, es lo que vos decías el otro día. Si cierta raza domina un deporte, por ejemplo el Basket, que así sea. La naturaleza es sabia.
Si cierta raza la rompe en un deporte, digamos por ejemplo el Rugby...pero cómo no se le dan oportunidades a las otras razas, quitémoselas a los que sí las tienen. Ahora sí, no vayamos a decir que esta raza es peor en esta actividad...solamente ha sido desfavorecida por la falta de oportunidades, y aquí está toda la sanata de la igualdad de oportunidades que Diego desmitificó el otro día. Toda diferenciación por motivos de raza ya le ha causado demasiado sufrimiento a la humanidad, el apartheid es tan solo un ejemplo de una práctica superada, pero algunos siguen enrolados más que nunca en este tipo de intervenciones estatales, ahora invirtiendo la discriminación. Acá en Argentina están tratando de que la cultura del rugby tenga un alcance más generalizado, a lo mejor comercial. No creo que salga, por incapacidad o por excesiva dificultad. En Sudafrica sin embargo, con estas medidas van a destruir mas que fortalecer su rugby. Los Boer no se la van a tragar sin chistar.
Hugo, los partidarios de la descolonización caen en la trampa de considerar que cortar el lazo con la metropoli incluye desechar todo lo europeo, lo bueno y lo malo. Al rato ya saben donde acudir para comprar armas, tomar créditos, traficar drogas, etc, mientras los agricultores blancos, sus jardines, su ballet, su rugby, etc. son los que deben costear la impopularidad asociada a un pasado colonial.
Muy cierto lo que decís de la Royal Navy. El otro día estaba releyendo un capítulo de El nacimiento del mundo moderno de Paul Johnson (un libro excelente) y en el cuarto capítulo ("El policia del mundo") hablaba de la intervención del Vizconde de Exmouth en el mediterraneo contra los piratas beréberes, que esclavizaban cristianos. Con mucho consenso la royal navy fue y reventó a cañonazos las fortalezas de Argel y Tripoli, hasta entonces inexpugnables. Con nueva tecnología de cañones, estos eurocentristas le frenaron el carro a los piratas (recordemos que sólo en el sudeste asiático subsiste aun hoy piratería, y prácticamente los únicos que la combaten son los...australianos). Como dicen, a papa mono con banana verde. Nadie les va enseñar a los anglos lo que es la piratería, el tráfico de esclavos, venta de armas, etc. Nadie les va decir tampoco cómo se juega al Rugby.
Charly, yo no se, pero ahora que ganaron, algunos de estos se habrán puesto la meta de mantener los resultados e ir incorporando jugadores negros. Va ser difícil las 2 cosas juntas. Lo peor, es que estas ideas vienen de cuando el equipo andaba mal, como si así pudiera potenciarse, en medio de tantas otras medidas orientadas a instaurar una igualdad formal y otras a desfavorecer, discriminando legalmente, a mucho de lo relacionado con Europa. Si los agricultores afrikaner son más eficientes, alguna culpa deben tener en que los agricultores negros sean menos productivos. Afirmative action, expropiación, reforma agraria y vamos para adelante. Ahí tenés, 1 millón de blancos que emigraron desde el levantamiento del apartheid. Encima, como dice Hugo, el partido nacional entregó el poder, y los habitantes aborígenes se seguían discriminando entre sí. Yendo un poco más al norte, lo de Ruanda fue hace unos pocos años, no hace 60 o 200.

hugo dijo...

dos palabras marcos sobre el tema agrario:

las expropiaciones fueron hechas en la ex-rhodesia

en al corazón de los viñedos del cabo, por ejemplo, el orígen del éxodo fue la falta de mano de obra calificada, según me explicaron los que se quedaron, por contar por ejemplo con hijos que no siguieron carreras universitarias y continuaron con la tradición familiar, que en algunos casos llega a dos siglos.

era notable ver en aquella época (2001)la competencia no ya entre países, sino entre estados de canadá, australia y nueva zelandia, los que publicaban tentadores avisos en los diarios del cabo ofreciendo las condicones más ventajosas para los que querían comenzar una nueva vida allá.

Marta Salazar dijo...

así es!

"Nueva Zelanda y Australia han conseguido integrar equipos multiculturales sin necesidad de fijar cupos",

ojalá se llegue a esto que tú dices.

un abrazo Marcos y feli finde!

CLAUDE CONTIN dijo...

Bueno, no sé si el tipo del que hablás será racista, porque ignoro sus motivos, pero igual me parece bastante pelotudo.