jueves, octubre 04, 2007

Se vino la tercera

Me llegó otra multa más por ese famoso viaje, la tercera. 190 pesos esta vez, sin foto, de la Municipalidad de Carcaraña, provincia de Santa Fe.
Carcaraña, mañana te voy a mandar una carta-documento. Se acaba la expoliación sin resistencia por parte de los municipios santafesinos.

4 comentarios:

CLAUDE CONTIN dijo...

Por el vieja a Córdoba, ¿no?
Aprovecho este post para continuar el tema de los libros que pueda conseguirte tu amigo viajero.
“The Memory Palace of Matteo Ricci”, de Jonathan D. Spence, es un libro que siempre quise conseguir.
Según pude informarme, trata sobre formas de organizar la mente como si fuera un palacio, con distintas habitaciones en las que uno almacena datos según una categorización personal.
Matteo Ricci era un italiano medieval que había desarrollado este método en una época en que una biblioteca (de ejemplares únicos, en ese tiempo) podía ser destruida para siempre por una invasión bárbara.
Parece que adoctrinó a varios chinos que (ningunos boludos, los tipos) lo recibieron con los brazos abiertos.
La organización intelectual del famoso come-tripas Dr. Lecter fue pensada por su creador, Thomas Harris, en función de esta idea de un palacio de la memoria para erigir un mundo interior invulnerable constante de todo aquello que queremos seguir viviendo.
También había “mazmorras”, apestosos sótanos involuntarios en el perfecto y bellísimo palacio personal de la memoria...
Más allá de que uno quiera practicarla o no, la técnica es fascinante, sobre todo cuando dicen que funciona.

hugo dijo...

a propósito de libros, mente e incorporación de conocimientos, recuerden a sherlock holmes, quien tenía la teoría de que la mente era una serie de compartimentos finitos que almacenaban conocimientos, por lo que todo nuevo conocimiento que entraba obligaba necesariamnete a otro a salir, por lo que había que ser muy selectivo a la hora de las incorporaciones.-

CLAUDE CONTIN dijo...

Ja, Hugo, recuerdo esa conversación entre Holmes y Watson. Watson le informó el funcionamiento del sistema solar y recibió esta respuesta: "Ahora que lo sé voy a olvidarlo".

Agustin dijo...

Markus. Sorry por cambiar de tema. Me permito sugerirte, si todavía estas a tiempo, el libro de David McCullough. John Adams (Simon & Schuster, 2001). Magnifico!!!