miércoles, septiembre 12, 2007

Corto y extraño momento vespertino

¡Shana tova umetuka a todos los amigos!. שָׁלוֹם
El momento extraño del que habla el encabezado no consiste en estos días de festividad por el año nuevo, sino en la sensación extraída de un zapping en la tarde de la TV argentina. Eran las 6, estaba por salir y prendí para ver la temperatura. En el canal 13 vi a Iliana Calabró conduciendo el programa de corretaje de parejas hasta hace poco a cargo de Verónica Varano. Sin detenerme demasiado ahí, seguí bajando hasta el canal26 de cable, en donde está el programa de interés general de Marina Calabró. Cuestión es que hay un segmento del programa ,"el rinconcito de la libertad", en que viene Alberto Aguilar y comenta con Marina libros y temas de alto vuelo desde una óptica que difícilmente pueda ser más liberal. Hoy hablaban de la curva de Laffer... No sé cuánto lo valorará la ama de casa, pero es llamativo el intento en esta forma tan original de "llegar". Todas las emisiones del rinconcito están archivadas. La otra vez que lo enganché, también de casualidad, hablaban de Popper y el historicismo. En fin, nada que ver con la hermana, Rial, Canosa, el programa de los gordos y las telenovelas venezolanas. Entre otros materiales, en la página de Alberto Aguilar también están las emisiones de Sin fronteras, el programa conducido por Armando Ribas y él; lamentablemente sólo se emite por un canal de DirecTV.

3 comentarios:

CLAUDE CONTIN dijo...

La calabró de la que hablás tenía un segmento económico-finaciero en un programa que olvidé. Hablaba con mucho tino. Las entrevistas y los temas que trata ahora son muy buenos.
Me llamó mucho la atención la expresión hebrea. Hace más de dos décadas que vivo en este país y es la primera vez que la oigo o la leo tantas veces en un sólo día.

Dieguistico! dijo...

Está piola lo que hace la Calabró. Si juntamos diez así, en una de esas alguien nos da bola. Además hay que tener coraje para ser un personaje medianamente público y declararse liberal en este país.

Figarillo dijo...

Marina Calabró era co-conductora de Sin Fronteras, hace un tiempo en P&E con José Benegas en el equipo y por supuesto, Armando Ribas.
Últimamente estoy viendo Sin Fronteras por la noche los días que Figarilla se queda dormida, para no aburrirla. Si bien el mensaje que dan es importantísimo, lamentablemente el formato del programa y ciertos descuidos de producción, hacen que no sea agradable para ver si uno no comparte la opinión de los conductores.