martes, septiembre 25, 2007

Flandes y el estado

Belgium: a history de Bernard Cook tiene sus buenos momentos, como este sobre el Flandes de la baja edad media, un ejemplo casi de laboratorio del proceso de formación del estado-nación.
Una zona pantanosa prospera como enclave comercial activada por la fabricación de telas, a la par de nuevos avances agrícolas y el aumento demográfico. Las mutaciones no tardan en plasmarse en una nueva forma de organización.
The rulers of the Belgian provinces engaged in long struggles against the dominance of Germany or France over their principalities. John I, the Duke of Brabant (1261– 1294) defeated and temporarily checked the Germans at Woeringen on the Rhine. The struggle against France was not as successful. Nevertheless, after the French victory over the English at Bouvines in 1214, which threatened the commercial ties between Flanders and England, the workers of the Flemish cities took up a spirited struggle for independence.11 According to Geyl, “(. . .) it was only the unexpected popular strength of the great Flemish towns, Brugge and Ghent, that defeated (. . .) [the French] attempts on Flanders, and, [succeeded] in saving the Germanic character of the most exposed region (. . .) [of Dutch culture].”

There had been urban decay after the Romans pulled back. However, Maastricht and Dinant continued as commercial centers, and Arras and Cambrai continued as administrative centers. Ghent, Kotrijk, and Bruges were originally centers of refuge and the urban impulse, which has characterized Belgian history. The number and the proximity of towns and the interaction between town and country especially characterized Flanders. Most of the towns were small. Hasselt, Saint-Omer, and Huy were all between 40 and 80 acres in area. Tongeren, Saint-Truden, Utrecht, and Rotterdam were between 80 and 200 acres. The larger towns, Bruges, Ghent, Leuven, and Brussels were in Flanders or Flemish Brabant. Despite the onslaught of the Normans in the ninth century Bruges developed as a commercial center on the site of an old Roman rural settlement. The favorable location of Flanders on the trade routes from the coast to the Rhine contributed to the early development of the region. New agricultural techniques: the shift from a two field system to a three field system, in which winter wheat and rye, summer barley and oats, were rotated yearly with one fallow field; the heavy iron plow which replaced the wooden scratch plow; the clearing of woodlands and the diking and draining of marshes and coastal tidal flats to create productive polders, all contributed to agricultural productivity, ended hunger except during periods of crop failure, and supported a growing
population. The surplus could feed growing towns, which engaged in production for developing markets.
This growth of towns produced what is known as the “twelfth-century renaissance” in Flanders. The Counts of Flanders realizing the opportunity to draw on this new source of wealth granted charters, investing cities with rights at the expense of local nobles. Citizenship was limited to those who lived within the city walls, the burg, and the wealthiest or most influential of these town dwellers, or burgers, became the elite of a new urban oligarchy. However, the merchants’ associations of the urban oligarchs were often challenged by the guilds formed by the skilled crafts to protect the interests of their members.
The new wealth of the counts enabled them to hire and to fire a new type of agent, the bailiff, who carried out their will and enforced their law. The earlier Germanic practices of trial by ordeal and oath were replaced by witnesses as the counts and their agents attempted to combat the tradition of vendetta. According to L.J.R. Milis, “these developments turned Flanders from a feudal principality into a kind of mini-state (even though the word ‘state’ is an anachronism and should be used advisedly here).”15 Milis states that when Philip of Alsace died in 1191, “Flanders was a well administered country” with an efficiency which resembled Norman England rather than the inefficiently administered France. Nevertheless, French military prowess at the Battle of Bovines in 1214 bested the Count of Flanders and his many allies, England, the Emperor, and the Dukes of Brabant and Holland. The victory of France led to the eclipse of Flanders, caught between its feudal (political) subordination to France and its economic dependence upon English wool. In this complex conflict between political and economic considerations, the relations between the counts of Flanders and the cities were very frequently strained.
However, in Brabant relations between the counts and the cities, Antwerp, Brussels, and Leuven, were more symbiotic. In Brabant the counts and cities both profited from the levying of tolls on trade between Bruges and Cologne.

13 comentarios:

hugo dijo...

a propósito de tu interesante entrada, ¿que me decís del riesgo cada vez más cierto de separación entre los flamencos y los valones en bélgica?

ya hace mas de 100 días que nos se logra formar gobierno allí

fijate que contrasentido: en una eurpopa que tiende a la unidad, uno de los países fundadores de la comunidad tiende a la separación...

MagnusGodmunsson dijo...

ya hace mas de 100 días que nos se logra formar gobierno allí
Por quê semejante noticia me causa cierta alegría....
Por cierto Marcos, volví, lástima que me borraste de tu lista, pero bueh...

CLAUDE CONTIN dijo...

Me gusta mucho este tipo de relato porque uno aprende que lo que actualmente llamamos “civilización occidental” en el sentido de nuestro orden—con nuestras soberanías nacionales, nuestras garantías individuales, nuestros estados constituidos y delimitados en su mayoría y, en muchos casos, nuestros países desarrollados—no es algo que nos es inherente, sino que tiene una historia previa larga y cruenta. Umberto Eco dice no podemos entender la actualidad europea (y por lo tanto Occidental) si antes no entendemos el medioevo.
Es una asignatura pendiente para mí.
Respecto de la actualidad de Flandes, hace poco leí este editorial. Parece que aún quedan cosas importantes por suceder en la historia de esa región.

hugo perini dijo...

interesante el editorial claude. parece que lo que a mi me preocupa, ya esta casi resuelto!!!!

si me permite, le sugiero dos obras que a mi me encantaron por su amenidad cuando las lei cuando cursaba historia económica en la facualtad de ciencias economicas:

1. mercaderes y banqueros de la edad media de jacques le goff, es una edición muy económica de eudeba

2. un clásico, la historia económica de la edad media, de henri pirenne, del fondo de cultura económica.-

CLAUDE CONTIN dijo...

Gracias, Hugo. Anoté los textos. Ahora sólo tengo que conseguirlos.

MarcosKtulu dijo...

Hugo, gran contrasentido. No creo que la UE deje peligrar la integridad territorial del país donde tiene asiento su capital. Ya no estamos hablando de los balcanes, lugar todo esto es previsible y acostumbrado en conflictos étnicos. En europa se van dando cuenta de la artificialidad y arbitrariedad de algunos límites. A nivel UE (sin constitucion) la dificultad va estar en rebatir una decisión tomada democráticamente como la de checoslovaquia. Uno pensaría que en bélgica no va llegar a mayores, pero sí asi ocurre, la UE se la va tener que comer doblada.
Magnus, bienvenido. Ahí te reincorporo.
Claude, tengo la misma deuda hacia el medievo. Lo cierto que todo te lleva ahí: vivimos en la edad contemporánea, heredera de muchísimo de la edad moderna. Esta edad, sin embargo, es producto de la acumulación de crisis y mutaciones de la anterior, el largo y tendido medievo que da para todo.
No pelearemos más con espadas, pero seguimos usando cheques.
El editorial ese es una joya, gran hallazgo Claude.
Hugonote (de nuevo), Henri Pirenne además de compartir las iniciales, tiene una fonética parecida a la tu nombre. ¡Todo un historiador!.

Marta Salazar dijo...

eeeeh! el link no funciona...

Magnus, qué bien que estés de nuevo en la blogósfera!

Los flamencos (se llaman así?) siguen siendo gente estupenda, empenosos, trabajadores, sin complejos, abiertos (el puerto de Amberes es totalmente internacional, con gente de todas partes) y pacíficos... (espero que los grupos de extrema derecha no sigan subiendo), hablan muchos idiomas...

A ver si después coloco fotos de la ciudad de Amberes, especialmente del barrio judío!

Entre paréntesis, durante la historia, la comunidad judía ha contribuido significativamente al auge de Flandes.

Viste los diamantes de sangre, con Di Caprio? Amberes queda bastante mal, por suerte, casi nadie se ha dado cuenta, salvo en la misma Amberes...

Marta Salazar dijo...

ah, sobre la pregunta de Hugo... deberían separarse! es ridículo como viven, por ej., en Lovaina hay dos universidades; Lovaina la vieja y Lovaina la nueva. Una en francés, la otra en flamenco, ridículo! No hay más affectio societatis...

Marta Salazar dijo...

"la UE deje peligrar la integridad territorial del país donde tiene asiento su capital..."

la doctrina de la integridad terrorial es acá mirada como una doctrina soviética... sí, no exagero, es que la URSS empunó esa arma con tanta frecuencia que ha pasado a ser considerada suya...

Aquí se habla de la Europa de las regiones, que es el mecanismo por el cual se quiere superar los límites del estado nación.

El problema más grave es qué hacemos con el rey!!!!!! Con el rey belga, cómo se llama? Alberto o algo así?

Pero tal vez le podamos dar un pestecito en la UE, como a Stoiber o... mejor lo mandamos a Argentina! sí, a trabajar con Klima para la industria alemana, qué les parece?

En serio ahora: se supone que lo que une a los belgas es su rey.

Ahora bien, Balduino era muy bien considerado en Bélgica y muy querido, pero el nuevo rey y la nueva flia. real, reina italiana incluída, no. De manera que nos falla ese vínculo de unión.

En todo caso, el estado belga ha hecho numerosísimas concesiones a las minorías y a los diferentes grupos étnicos en el último tiempo, por ej., en la frontera con Alemania, se reconoció por fin la existencia de una minoría alemana e incluso se permite hacer clases en alemán en los colegios de esta región...

Esto habría sido impensable de aplicarse la doctrina del estado nacional con un grupo hegemónico (en este caso, el francés)...

Muy interesante el artículo Marcos!

Marta Salazar dijo...

Muy bueno el editorial que recomienda Claude, gracias!

"... los valones, con un producto per cápita que está diez puntos por debajo de dicho promedio, no tienen interés alguno en verse privados de los subsidios a los que están acostumbrados",

no hay que olvidar que esto es así sólo desde hace un par de décadas, anteriormente y desde la creación de Bélgica, era al revés: los franceses mantenían a los valones, que eran muy pobres (no en el s. 16 ó 17, me refieron a los siglos 19 y 20).

Y parece que no los franceses no los trataban muy bien, lo que hace que exista una serie de animosidades entre unos y otros...

Saben cómo se llama en flamenco pantalón... pantalón, je je, muy fácil, tienen montonces de palabras del castellano! Es que me encanta ir de compras a Amberes y sus alrededores!

hugo dijo...

según lo que dice el editorial citado por claude el tema de bruselas como capital europea ya estaría resuelto para el caso de la división entre flandes y valonia.

pobre balduino, si viviera se volvería a morir, de pena....

a propósito de balduino y su boda con fabiola, aqui va un cuento de como sucedió

cuando balduino buscaba novia para casarse todas las casas reales europeas, incluso la española, que no reinaba, enviaron representantes

en el caso español fue la infanta pilar, a quien su padre el conde de barcelona aconsejó: hazte acompañar en tu séquito por un amiga más bien feíta. pues bien la infanta pilar eligió a su amiga doña fabiola de mora y aragón, y créase o no, balduino se enamorá de la feíta y constiuyeron uno de los matrimonios más felices y mejor avenidos del gotha europeo de post-guerra

sobre paola de lieja, nee paola ruffo di calabria, marta la recuerdo como una de las bellezas de su época

del mismo modo opino de la actual duquesa de brabante, que cosa curiosa se casó el día que visité brusleas, yo no sabía nada y cuando iba llegando del aeropuerto a bruselas veía cada vez más casas embanderadas, en mi ignorancia latinomericana pense: habrán gando algún torneo de fútbol los belgas!!! y al llegar al hotel me enteré de lo que pasaba por la televisión....

CLAUDE CONTIN dijo...

¡Qué nivel, Marcos! Lanzaste un tema re atípico en la blogósfera y se armó casi un foro. Estuvo buenísimo.

MarcosKtulu dijo...

Viste Claude? Y ni si quiera hice el esfuerzo de traducir lo que copie y pegué. Lo que me dio trabajo fue acomodar los márgenes porque quedan muy descolocados después de copiar textos de un .pdf. Con un poco más de tiempo (siempre digo lo mismo) le voy a dar un tratamiento un poco más personal a estos temas, pero en este creo que se entendió a donde iba. Los sociólogos miran los grandes procesos sin detenerse en las particularidades. Los historiadores se detienen en las particularidades a veces perdiendo de vista los grandes procesos. Me pareció que en las particularidades de este caso (como dije, de casi de laboratorio) se veían claramente indicios de un gran proceso.
Martuli, a mi me funca el link. Si te sigue sin andar decime y te mando el pdf por email.
Lo que decís de los flamencos creo que es tal cual. Hace unos diez años estaba recorriendo Brujas y me metí en un localcito para comer un snack rápido. La chica que me atendió, muy joven, hablaba 5 idiomas, incluyendo el alemán y el castellano. Un dato de Amberes: antes de dar comienzo la guerra en Holanda, por Amberes pasaba un tercio del comercio mundial. Los países bajos le reportaban al fisco español un millón de ducados por año. Y eso sin tener en cuenta la evasión! Ja Ja!