domingo, julio 06, 2008

Genocidio sí, genocidio no

Siempre digo que cuando se amplía el alcance del concepto de genocidio a cualquier cosa, se está tomando el pelo a las víctimas de "verdaderos" genocidios. Me extraña que un pariente de víctimas de "verdadero" genocidio caiga en esto, pero así es. Hago negrita de cuanto sería gracioso si uno no lo tomara en serio.

El genocidio como práctica social

Por Daniel Feierstein
FCE
405 páginas
$ 43

Autor

Feierstein, sociólogo y doctor en ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires es también profesor titular de la cátedra Análisis de las prácticas sociales genocidas, de la misma institución. y director del Centro de Estudios sobre Genocidio, de la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Fue también coordinador del Centro de Estudios Sociales de la DAIA y consultor del INADI.

Tema

El genocidio... es un estudio que intenta evaluar e interpretar las similitudes y diferencias entre las políticas criminales de los nazis en Alemania y la ocurrida antes y durante la última dictadura militar en la Argentina entre 1974 y 1983. Tras un amplio y completo repaso del término desde el orden sociológico y jurídico, el autor llega a la conclusión de que los hechos ocurridos en la Argentina constituyeron un genocidio.

Opinión

Más allá de lo discutible de ambas comparaciones, el libro expone cruciales preguntas y definiciones como el de la inclusión de los grupos políticos dentro del genocidio, o el entendimiento del mismo como una "práctica social"; como un proceso o construcción de varias etapas y momentos que requieren de un consenso, un entrenamiento y una legitimación de la sociedad. A. C.


Lo inquietante es encontrarnos, los argentinos, como campeones mundiales del genocidio, no sólo por haber hecho uno de los más recientes, sino por reunir en nuestro haber la mayor cantidad, si sumamos el supuesto genocidio de Roca. Sumados, pues, resulta que cometimos más genocidios que los alemanes, turcos y rusos, y estos dos últimos en relación con su trato, respectivamente, con los armenios y ucranianos están discutidos. Soy de la idea de que si cualquier cosa es genocidio, en realidad nada es genocidio, ni si quiera aquello indiscutiblemente calificado como genocidio hoy en dia.
A su vez tengo mis dudas sobre la posibilidad de encuadrar como genocidio a una práctica social determinante de la extinción cultural de un pueblo, es decir, un potencial genocidio sin muertos, como sucedería si los hijos son separados a la fuerza de los padres y la transmisión cultural de la etnia se corta. Creo que estamos más acostumbrados a oír de genocidios con muchos y millones de muertos...
Y hablando de genocidios, otras microcríticas de ADN me despierta interés, empezando por la de la revolución rusa. También la de mayo, revolución inconclusa; y Luzuriaga, soldado, estadista y civilizador. Genocidas...


3 comentarios:

Fernando dijo...

Lo que decís de "genocidio" es como el abuso de la palabra "facho". Nomás que es un poco más grave, porque hay bastantes víctimas. Yo también creo que su uso debe ser muy limitado.

Para tener en cuenta: en el juicio a Eichmann en Jerusalem, los israelíes mismos nunca lo acusaron de "genocidio".

hugo dijo...

sobre lo que te dije de la diagramación marcos, en mi pantalla este espacio no sale debajo del post de genocidio, as usual, sino que lo hace en el extremo superior derecho donde estaba la foto de roca???? que no sale???

yendo ahora al comentario de tu post:

una vez en san andrés, un profesor de historia me sorprendió por su sinceridad, dijo más o menos lo ste: cuando uno estudia cinco años para el grado, tres para el post grado y tarda dos para la tesis, esa inversión de diez años en un tema, debe hacerla "rendir" exprimiendolo todo lo posible para que perdure y así recuperar "su" inversión...

creo que este es el caso: fijate que el autor es profesor de "análiss de las práctica sociales genocidas", pero en la univ de tres de febrero, entonces que debe hacer: buscar un "genocidio" a mano para tener "letra"...

lamentable...

MarcosKtulu dijo...

Hugo, como hemos dicho en reiteradas veces acá, de algo hay que vivir!
pero dejemos a los muertos en paz, aún los asesinados.
Ferdinando, hay que evitar los extremos: si te pasas el semáforo en rojo no es genocidio. Y si gaseás a un gran grupo "político", podrá no cuadrar con la definición de genocidio, pero es más atroz que hacer un genocidio cultural sin muertos.