lunes, junio 26, 2006

Argentina! Argentina! Alemania!

Postearía sobre el mundial y Argentina, pero la cuestión prontamente devendrá abstracta. Resta esperar hasta el viernes e ilusionarse. Por mi parte, aunque obviamente hincho por Argentina, de perder no me dolerá tanto, puesto que al favorecer también a Alemania, ganaré (y perderé) de todos modos.
Alemania con este equipo de polacos, africanos, etc. no parece muy auténtico, pero juega bien al fútbol, algo que se extrañaba mucho desde 1990, última cita donde planteó algo seriamente en un mundial.
Para Argentina lo de Serbia no fue para siempre, pero a esta altura, después de un empate y un partido en alargue, sabemos muy bien de lo pasajero de aquella ocasión. Creo que volvimos al estado anímico pre-mundial, con mucha incertidumbre, donde anything can be. Ni derrotismo ni exitismo. Los últimos 2 partidos deben haber servido de alerta para acusar que si no juegan al máximo, las probabilidades de pasar a la final son muy bajas. La única victoria que hay que festejar sin importar en absoluto el juego que aportó a ella, es la de la final. En las otras siempre hay un partido adelante, motivo de natural preocupación. En un trance similar deben estar otros equipos cuyo juego está muy por debajo de lo esperado para un grande, como Inglaterra, Italia, Francia. Holanda lo estaba lamentando, y lo terminó por lamentar.
Bueno dije que no iba a hablar del mundial y hablé. Big deal.

Dejo un artículito muy bueno de Mises.

6 comentarios:

Javier Madrid dijo...

No concuerdo contigo respecto a que el equipo alemán del 90 le faltara juego, mostró en ese mundial muy buenos partidos , creo que el de 8º de final contra Holanda y el de 4º contra Inglaterra fueron fenomenales, de los mejores partidos que he visto en un mundial. Por otro lado el que jugó mal fue Argentina, llego a punta de penales a la final. En todo caso tienes razón en que el equipo alemán tiene muchos africanos , polacos y peor aún , judíos, quien lo diría, no?. En todo caso , no creo que Argentina les gane , ellos hicieron este mundial para ganarlo , a no ser que le hechen algo al aguita , como lo hicieron el 90 con Brasil... Saludos

Grismar dijo...

Argentina-Alemania puede terminar de cualquier manera, será lógico que gane cualquiera de los dos. No creo que Argentina haya jugado demasiado mal contra México, sólo se encontró con que tenía rival. Si Alemania apuesta a remates de media distancia puede quedarse en el camino, si Argentina apuesta a los pelotazos de Rodríguez también.
Me había propuesto no comentar sobre el Mundial en ningún blog...

MarcosKtulu dijo...

Amigo Madrid, precisamente lo que digo es que el único (y último) equipo alemán que llegué a ver jugar realmente bien fue el del 90, que con algo de siempre necesaria suerte y sobre todo mucho precisión, ganó merecidamente el mundial. En aquella ocasión le tocó una llave muy difícil, pero quizás mas accesible, en tanto Argentina tuvo que hacer todo el trabajo sucio, cruzándose con Brasil, Yugoslavia y el local, Italia. La suerte fue necesaria además para clasificar como mejor tercero en la primera fase, porque concuerdo contigo que ese equipo no fue gracias a un gran despliegue de futbol que llegó lejos. Ganar el partido con Brasil fue un milagro (sería como que Alemania le hubiera ganado la final en 2002), Yugoeslavia fue durísimo, sólo definible por penales, e Italia comenzó ganando el partido y no tenía goles en contra. El partido con Alemania parecía del mismo carácter que los anteriores y ambos equipos estaban regulando para ir a penales, hasta que inventaron un penal y allí acabó la dicha argentina. Con semejante festejo reprimido, no hace falta que te cuente la desilusión del fracaso del 94, porque ese equipo, al contrario del 90, era verdaderamente bueno, renovado, joven, todavía liderado por Maradona, y suspendido éste, se resquebrajó todo. Evidentemente, como he dicho por acá, ese equipo era débil moralmente.
1998 tuvo una gran primera rueda y un muy festejado triunfo sobre Inglaterra; luego pasó lo que pasa en los mundiales: pelotazo en el último minuto, gol, y afuera.
Lo de 2002 fue patético, no atendiendo sólo al resultado, sino contrastándolo con la expectativa. La gente acá empezó a creerse seriamente, con mucha contribución de los medios, de que ese mundial era de Argentina. Muchos medios y casas de apuesta afuera avalaban semejante euforia, haciendo compartir a la candidatura con Francia, y sólo muy por detrás con Brasil. No sólo no llegó el desahogo, sino que fue la peor actuación de Argentina en la historia de los mundiales. Todos quedaron pasmados.
Todo esto debe ser tenido en cuenta por los jugadores en un momento donde se espera una hazaña de ellos, así que de ir las cosas mal durante el partido con Alemania, realmente no lo daría terminado hasta el último pitido. Lo mismo digo para el caso que Alemania sea el desfavorecido por el resultado.
Grismar, afortunadamente hiciste caso omiso a lo que te propusiste, ya que valió el comentario. Tengo un amigo que se auto-propuso no beber más whisky por 2 años. Ya le señalé que su idea es absurda, ilógica y francamente incumplible, así que no se ande engañando, ni mucho menos privando de tan disfrutable elixir.

Marta Salazar dijo...

En honor a la verdad, el jugador alemán judío (judío de Hungría y nacido en Brasil) Kuranhy, está en la reserva de la reserva y tiene ceros posibilidades de jugar. Klinsmann lo dejó fuera... Lo malo, para algunas grande empresas es que lo habían contratado para hacer publicicad, y se quedaron... sin el efecto de tener a un jugador "estrella" haciendo propaganda para ellas.

MarcosKtulu dijo...

Kuranyi mostró muy poco en el mundial de 2002 y la eurocopa 2004. Fue razonable que no jugara ahora.
En Alemania ya sin Brasil más que finalistas, se deben sentir campeones no?

Sergio Flores dijo...

Y he aquí nuevamente al tarado de Madrid y sus comentarios judeofóbicos. Me avergüenzas, porque somos del mismo país. Deberías irte a Alemania un ratito. Estoy seguro de que con esa cara tan nórdica los mundialmente famosos por su tolerancia alemanes te van a tratar muy bien.