sábado, diciembre 22, 2007

Acá hay algo raro

Cuando un lanzamiento editorial viene recubierto de palabras sugerentes, de entrada pierde cualquier inocencia pretendida. Como en el risorgimento letterario, cuando la correspondencia, libros, congresos, sociedades, todos en apariencia inocentes, encubrían la finalidad de propagar el constitucionalismo y la unificación, uno hoy se puede preguntar a qué fines o en andas de qué proyecto sirven ciertas publicaciones.
Mayor es la necesidad de encontrar una respuesta, al enterarnos que la literatura bajo sospecha es de carácter infantil. ¿Qué necesidad de meter a los chicos en esto?.
La fábula Neki, el pingüinito de las tierras blancas no tenía ningún enfado en difundir una expresión propagandística que recuerda a La Razón de mi vida.
Emulando la estrategia, hoy vemos que el suplemento de ADN publica una microcrítica de El hombrecito de la valija, para chicos de a partir de 7 años.
La presentación es por demás sugestiva:
CADA DÍA, EL SEÑOR BRAULIO TUK SALE CON SU VALIJA Y REPARTE RESPUESTAS A QUIEN ÉL CREE QUE LAS NECESITA. HASTA QUE UN DÍA LA VALIJITA LEVANTA VUELO Y SE VA... ¿QUÉ HARÁ AHORA EL SEÑOR TUK SIN SUS RESPUESTAS?
Asimismo llama poderosamente la atención la reciente publicación de Yo soy una bruja, presentada con estas palabras.
BUENO, TODAVÍA NO SOY UNA BRUJA VERDADERA DEL TODO. POR AHORA SOY SOLAMENTE UNA BRUJITA. MI MAMÁ ES LA BRUJA CAKLE-CAKLE Y MI PAPÁ ES EL MONSTRUO VERDE.


Como colofón, y aunque no sea infantil, no puede dejar de asombrar la salida de la Reina del sur, que dice
Historia criminal. Nacida en Cualiacán, Sinaloa (Méxioo).
Hija de padre español y madre mejicana. Convivió con Raimundo Dávila Parra, (a.) El Güero Dávila, piloto de aviación relacionado con el cártel de Juárez. Viaja a España. Melilla. Relacionada con Dris Larbi, propietario de clubs nocturnos. Algeciras. Gibraltar. Relacionada con Santiago López Fisterra, piloto de planeadoras. Tráfico de tabaco y estupefacientes. Detenida por el Servicio de Vigilancia Aduanera. Prisión de El Puerto de Santa María.




Algo huele raro.

4 comentarios:

CLAUDE dijo...

Vaya, qué curioso, atenti a las editoriales.

Marian Teves dijo...

Juaaaaaaaaa. Impresionante lo suyo.
Me animo a escribir sólo porque se acercan los festejos de fin de año.
mano un gran abrazo para vos y todos los que participan del blog.
Muchas Felicidades!

hugo dijo...

este ha sido mi primer año en la blogósfera comandante marcos, mucho tuvieron que ver en mi ingreso a la misma tus estímulos y los de marta a mis posts iniciales publicados en mackinlays.

muchas gracias y muchas felicidades!!!

p.s: yo no creo en las brujas!!!pero que las hay, las hay...

MarcosKtulu dijo...

Gracias Marian. Lo mismo para vos.
Subcomandante Hugo, un gran primer año sin duda. Muchas felicidades.