jueves, marzo 13, 2008

Al infinito y más allá, Superpijitus

Me apenó mucho la muerte de Guinzburg. A diferencia de toda esa gente que ahora sale en TV, yo nunca lo traté y no lo conocí más de lo que cualquiera podía ver en televisión. Mi primer recuerdo de él es del ciclo humorístico Peor es nada del año 91 y uno de los tantos sketchs que ya con mis 8 años me fascinaban. Guinzburg se ponía una media enrollada dentro del calzón de lycra para personificar a Superpijitus, una sátira de Superhijitus pero con todos los clichés de las historias de superheroes. Cual Superman a la criptonita, Superpijitus era vulnerable a la exposición al jamón crudo. Fontova, con su bigote refinado hacía de Larguirucho. En fin, un recuerdo nomás.

4 comentarios:

Jorge S. King dijo...

La verdad es que muchos hemos quedado bajoneados con la partida del tocayo, lo digo así no porque lo conociera personalmente ni mucho menos, pero lo seguía en varios de sus programas. El petiso era fenomenal, tenía un talento extraordinario y aunque por ahí rayaba en lo grosero, no ofendía a nadie y divertía a todos.
Me parece como que hemos perdido a un amigo, no se si me entiendes.
Hoy leí por ahí que seguramente antes de partir anotó la dirección de Fontanarosa.
Saludos Santiagueños.

CLAUDE dijo...

Ante la muerte de gente del mundo del espectáculo que es entrañable para su público, uno suele toparse con la sensiblería engorrosa de todos, y no dan ganas de decir nada. Bah, a mí me pasa eso. Este post está entre lo poco que me gustó sobre todo lo que se dijo por la muerte de Ginzburg.

Marta Salazar dijo...

conocí sólo los dibujos!

debe haber sido genial, tendré que verlo en YouTube,

mi pésame...

MarcosKtulu dijo...

Jorge, eso es lo que tenía Jorge. Uno no lo conocía, pero sentía como si lo conociera.
Claude, ídem. Pensaba no decir nada, pero me vino a la cabeza este recuerdo y lo quise compartir, sin exagerar.
Marta, tienes que verlo haciendo entrevistas. Era muy bueno.