lunes, abril 14, 2008

Por las barbas de Escudé

Muy políticamente incorrecto y provocativo Escudé, como siempre. Señala que Benedicto XVI al volver a introducir misales antisemitas, lo que está haciendo es darle uso a la libertad de modificar los dogmas, con los que trata de captar nuevos conversos voluntarios (ya no forzados ni asesinados, como en la Inquisición). Del otro lado, el que renuncia o incita a la renuncia del Islam es tildado de apóstata y se lo condena a muerte. La conversión de Magdi Allam, así como la cita de Ratisbona, deben entenderse como la actitud de un Papa que como jefe de la Iglesia de ningún modo ha renunciado a hacer proselitismo, y que no se amilana frente a los dogmas de otras religiones.

3 comentarios:

hugo dijo...

lee enfoques de ayer, monsignor cattaneo, y si no tenes ganas espera una breve reseña que saco en la semana...

CLAUDE dijo...

Ya me parecía que Escudé estaba siendo afectado por cierto componente místico o filosófico en relación a la religión, lo había notado en su conversión al kirchnerismo, que fue imaginaria y moral más que lógica e ideológica.
Ahora se va a convertir al Judaísmo. Pronto lo veremos cantando el Tum Balalaika junto a Alan Dershowitz. Ojalá nunca les pase.

MagnusGodmunsson dijo...

Misales antisemitas?! Esto refuerza mi inddiferencia por la religión.