miércoles, junio 04, 2008

El ad-appeasement

El otro día en lo de Claude se hacía mención del argumento ad-hitlerum, un pariente próximo del argumento ad-appeasement. Viendo hoy el relato de los antecedentes de la segunda guerra por Pat Buchanan, definitivamente su cuadro no coincide con la visión convencional edificada con pretendida solidez sobre dos argumentos cuando menos, incompletos.
Buchanan demuele el sofisma ad-appeasement: a saber, que el appeasement provocó la segunda guerra, pero termina incurriendo él mismo en otro sofisma al decir que el detonante de la segunda guerra, el holocausto, 50 millones de muertos y la stalinización de media europa fue la garantía británica de intervención en favor de Polonia. Es como demasiado. En un diagrama causal lo que pueda tener de cierto tal aseveración, es desplazado por otros niveles de causación más próxima y activa. Si no es exagerado como cuando McCain, en medio de un debate, alegaba que la causa del holocausto y la WW2 fue la abstención de EEUU (El isolationism otro pariente del argumento ad-appeasement).
Por lo demás, a mi juicio es cierto que los antecedentes -entre los cuales se hallan las causas- hay que estudiarlos, no desde 1933 con el ascenso del nazismo, y tampoco desde 1938 con el appeasement en Munich, sino desde el final de la primera guerra y el tratado de Versalles en 1919. Para tener un cabal entendimiento de los hechos que llevaron a la segunda guerra no puede soslayarse que en dicho tratado se retrazaron las fronteras, se crearon paises nuevos y se disolvieron otros, por nombrar algunos de sus efectos. Por eso Buchanan recuerda la creación de Checoslovaquia:
The seeds of the crisis were planted at the Paris peace conference of 1919. There, the victorious Allies carved the new nation of Czechoslovakia out of the Austro-Hungarian Empire.

But instead of following their principle of self-determination, the Allies placed under the rule of 7 million Czechs 3 million Germans, 3 million Slovaks, 800,000 Hungarians, 150,000 Poles and 500,000 Ruthenians. These foolish decisions spat upon Woodrow Wilson's 14 Points, under the terms of which the Germans, Austrians and Hungarians had laid down their arms.

9 comentarios:

CLAUDE dijo...

Según Wells, todo fue una consecuencia del "juego de potencias" y de la formación de los nacionalismos durante el siglo XIX.
Personalmente, ni idea.
Buchanan está totalmente metido en el no intervencionismo (ya sabés, toda esa discordia con los neocons y la política internacional según intereses ajenos, bla, bla, bla). Digamos que él ya tiene preparadas sus conclusiones y luego argumenta como mejor le conviene.
Me cae bastante bien, je.

hugo dijo...

los criticados apaciguadores con chamberlain a la cabeza iván, luego de la invasión a polonia, estuvieron a la altura de los acontecimientos y le declararon la guerra a hitler

hugo dijo...

perdón marcos, es que vengo del blog de iván...

Iván dijo...

Versalles, las reparaciones de guerra, y la hiperinflación son la madre de la peor atrocidad de la historia llamada segunda guerra mundial.

Hitler es quien apareció en el momento y lugar indicado, pero si no hubiera sido él hubiera sido otro.

hugo dijo...

otro si digo cuartel maestre general marcus von ktulu:

pese a lo que sostiene buchanan -lo que no me sorpende visto su posición ideológica- keynes, testigo presencial de las deliberaciones de versailles criticó precisamente en "las consecuencias económicas de la paz" que las condiciones impuestas a los vencidos en el tratado de paz avanzaran en cuestiones como las reparaciones que no estaban contempladas en los 14 puntos de wilson, lo que a su entender era un gran error,lo que no auguraba nada bueno par el futuro, cosa que realmente sucedió...

MarcosKtulu dijo...

Claude, no hay que tener miedo de ir tan atrás, Hanna Arendt se iba hasta la paz de Westfalia en 1648, y recordaba la llegada tardía de Alemania e Italia al reparto colonial del mundo y reacomodamiento de las fronteras de europa tras su unificación.
Los cortes se entiende que se hacen a fines didácticos, pero el riesgo siempre está de hacer caer en la confusión de que algunas cosas salen de un repollo un buen dia de 1938. No me va todo lo de Patricio Buchanan. Eso sí, es políticamente incorrecto y eso me gusta.
Hugo Appeaser Chamberlain, así es, y con Daladier llevaron la intervención a Noruega, pero como salió mal, se tuvieron que ir (y no tanto por el appeasement).
En esto Keynes leía bien el futuro. Nosotros, para esto que es pasado, no tenemos excusa para pasarlo por alto.
Don Iván, no se si hubiera aparecido otro Hitler, pero estaban todas las condiciones para que apareciera. Y no solo en alemania. Después de todo también hubo un Stalin, un Mussolini, un Roosevelt, un Tojo, un Truman...

hugo dijo...

ehhhhhhhhhhh!!!

no los podés poner a roosevelt y a truman en la misma bolsa con los otros almirante de la armada imperial mark von ktulu

y si los ponés, agregá también al bueno de sir winston, el bombardeador de la ciudad abierta de dresde e inventor de los campos de concentración en la guerra contra los boers...

Anónimo dijo...

Una pequeña corrección, Churchill no inventó los campos de concentración en Sudáfrica.
Fue Lord Kitchener el que lo hizo.

YO (el enmascarado)

lnieves dijo...

Hola,

hace días publiqué una traducción del artículo de Buchanan en mi bitácora: Múnich, 1938, para los que prefieran leer en español.

Me parece a mí que quizás para 1938 ya las condiciones para una guerra europea estaban dadas, hicieran lo que hicieran los ingleses.

De todas formas eso no quiere decir, en mi opinión, que los EE.UU. estaban obligados a entrar a la guerra, cosa que está bien documentada que Roosevelt y sus secuaces tenían bastantes ganas de hacer (no así la opinión pública para aquel entonces).