jueves, junio 05, 2008

La guerra de invierno


Estos dias me vi, en cuotas, la película Talvisota (Winter war), con la que quedé muy bien impresionado. Relata la historia de un batallón finlandés durante la guerra invernal entre la URSS y Finlandia, y lo hace con la crudeza suficiente para darnos una idea aproximada de las condiciones en que se luchó. Esta producción finlandesa de 1989, de primer nivel, vino a conmemorar en su momento el 50 aniversario de una guerra motivada por la ambición desmedida de Stalin, quien se llevó una sorpresa cuando en vez de engullirse al pequeño país en 10 dias como estaba planeado, se enfrascó en un atolladero costoso en 120.000 muertos para el ejército rojo. En vidas a los finlandeses les costó 5 veces menos...con una población 54 veces menor a la ursa.
Heróica, astuta, agotadora, es lo mínimo que se puede destacar de la resistencia finlandesa a lo largo de la amplia frontera entre los dos países. El escenario principal era Carelia y más especialmente al sur en el istmo entre el lago Ladoga y el golfo de Finlandia donde se erigía la línea Mannerheim. Aquí en este estrecho paso entre Leningrado y Viipuri (San Petesburgo y Vyborg) el Mariscal Mannerheim ubicó la mayor parte de sus recursos para intentar detener a las oleadas y mareas de comunistas.
Lo logró, mas luego de 3 meses de lucha demoledora, el frente corría riesgo de colapsar ante los primeros éxitos de las renovadas e interminables embestidas comunistas, y antes que dejar ocupar todo el país, accedió a las demandas territoriales soviéticas. Desde entonces la URSS (luego Rusia) retiene toda Carelia (con la ciudad de Vyborg), la región central de Salla, y el único acceso de Finlandia al Mar de Barents por la península de Rybachi, saliente de la también anexada región de Petsamo (Pechenga en ruso). Los finlandeses que defendieron su país contra la horda bolchevique merecen el recuerdo, vaya para ellos. La guerra de invierno también es prueba de la ineptitud de los oficiales del ejército rojo luego de la purga en los años anteriores.
El que quiera, ya sabe.

4 comentarios:

hugo dijo...

¿el mariscal mannerheim no era medio filo-fascista marcos?

MarcosKtulu dijo...

No que yo sepa, por qué lo decís? Se entrevistó con Hitler en el 42 por la alianza que en ese momento los unía contra la URSS, acaso la única chance que Mannerheim vislumbró para recuperar los territorios despojados.

hugo dijo...

algo tenía en la cabeza sobre el marcos, debe ser lo que vos me sañalás...

Iván dijo...

Que patriotas.

No hay nada más noble que defender la patria del comunismo.