sábado, agosto 11, 2007

ADÑ kooltoora

El nuevo suplemento de cultura de la nación no me pareció nada espectacular, será porque tengo de arte y literatura tanto como un hombre de la caverna, o aún menos, pues éste dejó el arte rupestre como valioso testimonio de su paso por el mundo.
Lo que es destacable es la sección de pensamiento, la cual abrió con una excelente nota de Francis Fukuyama (bien podría haber ido en la penúltima página del cuerpo principal o Enfoques).
Tenía a este pensador como un vendehumo neoconservador, pero la verdad que tiene una claridad de ideas entrañable. Compara la política de integración de EEUU con la de Europa. Faltaría agregar un apartado sobre Argentina. En la materia es uno de los experimentos más felices en cuanto tolerancia de la diversidad sin apartarse de una identidad nacional.

2 comentarios:

hugo perini dijo...

de acuerdo a lo que me manifestaste en uno de los posts sobre cfk, acerca de mi opinión sobre el nuevo suplemento cultural de la nación, te digo que no puedo juzgarlo solo con la lectura del primer número, que como todo lo primero tiene mucho de prueba y error, asique habrá que leer algunos más.

respecto de tu opinión sobre el artículo de fukuyama, y muy especialmente sobre tu observación sobre el caso argentino, efectivamente este constituye una singularidad.

sobre el tema del impacto inmigratorio hay varias teorías, entre ellas el llamado "crisol de razas" y el multiculturalismo.

en el primer caso, las diferentes razas se funden en una "nueva", por así decirlo. es lo que habría sucedido con la inmigración al país verificada durante el siglo XIX, fundamentalmente por la obra que jose maria ramos mejía como presidente del consejo nacional de educación desarrolló a través de la escuela pública y las efemérides patrias, como una forma de nacionalización de los recien llegados, especialmente de sus hijos. en este sentido era dable observar por ejemplo como en los corsos de carnaval estos se disfrazaban mayoritariamente de gauchos y de chinas por ejemplo.

en cuanto al multiculturalismo, los inmigrantes se suman a la nueva sociedad, pero manteniendo ciertos valores originales propios, esto sería lo que sucedió en la argentina con las diferentes oleadas inmigratorias del siglo XX, cuando por ejemplo ahora desfilan con sus trajes típicos en las fiestas patrias.

de ahí, repito, la singularidad del caso argentino que vos señalás acertadamente y muy especialmente en cuanto a lo "pacífico" de ambas situaciones.-

Iván dijo...

Es que Fukuyama no es neoconservador, según él es un wilsoniano realista o algo así.

Yo lo considero un hipócrita por haberle pedido a Clinto que invadiera iraq y removiera a Hussein y luego cuando las cosas no salieron como se esperaban se borró y hasta hizo un libro criticando a sus pares que mantuvieron sus ideas.