jueves, febrero 21, 2008

En el blanco


La compré una vez para probar, me encantó y nunca más la volví a conseguir. La había dado por perdida. Ahora Disco la reincorpora a las góndolas. Es la Salsa "barbacoa" Bullseye, importada de allá donde a la hacienda se le llama rodeo y al asado barbecue. Con ella se logra lo que la humanidad ansía desde la era de caza y recolección: mejorarle el gusto a la carne mala.
Dicho atributo la haría buen ungüento para aplicar sobre hamburguesas, como ya lo es cualquier ketchup, mayonesa, mostaza o salsa golf. No obstante, la he probado con mejores resultados aun sobre mejores cortes, sobre todo lomo, dándole ese toque ahumado tan característico.
La salsa barbacoa como receta prueba por donde colarse en nuestro mercado, a través de la comercialización de empresas varias: Dánica, Darama, Hellmans, Kenko... Asimismo, son más los snacks con gusto a barbacoa que las salsas. Doritos, Krachitos, Lays, Pringles. Veo que Coto además importa snacks isrealies Beigel y Aemek con gusto a barbacoa.
Hablemos de precios (con fecha cierta hoy 21/02/08, mañana quien sabe). En Disco el pomo de 510g. Bulls-eye sale $8,89. El pomo de la nacional Dánica sale $2,60, pero trae 260g. No hago el cálculo porque ya está en la página de Disco, sólo lo copio. La dánica sale 12.5/kg; La Bull-eye $17,05/kg. No es mucho más caro lo que se paga por la salsa posta e importada.
Tras hacer la degustación de ambas puedo decir que no se comparan. Con la globalización se copian gustos ajenos. Aquí debo decir que al laboratorio de Dánica todavía le falta mucho. En estos tiempos acelerados, copiar e introducir siglos de tradición culinaria no tardará el tiempo que tomó crearla, pero el pasaje no es instantáneo. Unos hacen punta, luego viene el resto. En un futuro ese gran resto aderezará sus comidas con una versión más parecida de la salsa original (obviamente adaptada para el paladara argentino, que por ahora no debe diferenciarla de un hot ketchup). Puede suceder eso, o puede que la salsa barbacoa siga siendo tan extraña como la cerveza de raiz y el footbal americano.

5 comentarios:

Iván dijo...

Yo amo el ketchup, a tal punto que si no hay para ponerle a las comidas a veces no me dan muchas ganas de comer o repetir.

Los ketchups nacionales no son malos, y el Heinz no marca gran diferencia con éstos, es más hasta diría que son prácticamente iguales.

La salsa barbacoa no me ha gustado cuando la he comido con milanesas y demás. Pero el día que la use para unas costillitas de cerdo en un local de comidas norteamericnas, sí que la disfrute.

Estas cosas me encantan, el poder "viajar" a otro país con sólo comer algo suyo.

hugo dijo...

interesante tu punto iván "viajar a otro país con solo comer algo suyo"

casi como proust y el recuerdo que tenía de hechos pasados cuando mojaba una magdalena en el té, si mal no reuerdo

MarcosKtulu dijo...

Ivancito, teniendo eso en mira, ojo donde elegis viajar. Me ha sucedido de ir a Holanda y desayunarme que los holandeses no tienen comida "suya".

Marta Salazar dijo...

debe ser super rico, mmmmm!

Figarillo dijo...

Hoy, a falta de Dánica, compré Bulls Eye. Estoy cocinando para mañana, vísperas de año nuevo y la barbacoa Dánica fue tragada por la tierra. Recordé que en Coto había Kenko, pero como la probé y no me gustó, a falta de alternativas la fui a buscar. En su lugar me llevé Bull's Eye que apareció al lado. La pruebo y te digo qué onda... El aroma es muy bueno.