miércoles, julio 19, 2006

Los trabajos prácticos

Mientras veo más de lo mismo por parte de bloggers ´liberales` (de los 40 últimos posts de Luis, 20 fueron sobre el tema, todos en el mismo sentido), exploro opiniones y crónicas de gente con sistemas de valores algo diferentes. Me ha resultado muy enriquecedor volver allí donde Quintín y Hernanii cubrían obsesivamente el mundial. No porque continuen con algo cuya finalización ya hemos asumido, sino porque hay más cronistas y a diferencia de lo que vengo criticando, las opiniones son variadas.
Entre los que escriben está Rasha, argentina* residente en Beirut (ver última entrada) que no esconde su indignación por las bombas que le caen al lado. Recurrentemente habla de la "virilidad" israelí, no por estar describiendo algún encuentro íntimo con uno.
Enrique Baum, argentino también, tiene más preguntas que respuestas, y estas últimas no las está encontrando en sus parientes residentes en Israel (sólo le llegan a contestar "los muertos de los demás antes que la posibilidad de mis muertos").
Tomás Abraham, ya célebre entre el nada diminuto círculo de la filosofía argentina, como ante cualquier tema no relega su postura crítica, bienvenida en este momento donde los cohetes libaneses se saludan con los bombarderos israelíes en algún en algún lugar sobre la frontera.
Mariano Man describe su sensación desde Tel Aviv, donde comprobó que la filosofía taxista de allá, tras adecuarse, no es muy diferente a la de acá. "Ojalá –me dijo un tachero ayer- entremos a Siria y se meta Irán. Así tenemos la excusa perfecta para borrarlos del mapa”.
—Pero sería una Solución Final, le dije.
—Ya estás comparando esto con términos negativos. Hablo de borrar un territorio lleno de mierda. Haciendo eso vas a persuadir de forma definitiva. Y vas a decir: “Alguna vez hubo un lugar llamado Beirut”."
*Corrección: Me dicen que Rasha no es argentina (quévahacé, lo intenté). Sus mails son reenviados y traducidos del inglés al castellano. Sigo pensando que su material es un lujo.

5 comentarios:

Carlitos dijo...

Ninguno de los blogs citados o referenciados refleja, ni en lo más mínimo, la posición del pueblo y el gobierno de Israel.
Lo del supuesto "taxista" es hasta ridículo.

Carlitos dijo...

Prueba de lo que digo: lo que afirmó Mariano Man: "...–acá hay cabezas químicas, bacteriológicas, nucleares y de termo–..."
Jamás Israel habló en público de su capacidad militar, y nunca lo hará. Y salvo una minoría de elite, ningún civil israelí conoce a ciencia cierta los detalles del poderío militar del país.
El argumento de Mariano carece de legitimación.

Dieguistico! dijo...

"La posición del pueblo"... mmmm.... Mab, sería bueno que lo sepas, "el pueblo" no existe, es un concepto quimérico que inventan los tiranos para lograr la obediencia de los ciudadanos en su propio beneficio... Lo único que existen son individuos que tienen infinitas formas de ver la realidad e infinitos y diversos intereses... Cualquiera que hable en nombre del "pueblo" me genera escozor... Nunca vi ningún avance de la libertad que se realice en nombre del "pueblo"...

Marta Salazar dijo...

Lo de hablar el nombre del pueblo y representar la voluntad general escondida es rousseaniano.

Encontré bastante impresionante lo que dice Rasha.

Y qué es esto de "trabajos prácticos"?

MarcosKtulu dijo...

Marta, no se bien que es, pero parece una especie de revista con periodistas y gente de la cultura donde cada uno publica cuando quiere.

Mab, leía hoy en wiki, que Israel respecto a su arsenal sostiene una política de ambiguedad deliberada, es decir, dejar que los demás especulen con lo que puede tener, pero sin negar ni confirmar nada. Sospechamos bien, me parece, si decimos que un país con semejante gasto en defensa y en investigación, con tanto sacrificio en el servicio militar y la reserva, y rodeado de paises poco amigables, seguramente esté muy bien armado