viernes, julio 28, 2006

Explosión demográfica...de las cárceles

En El independent estoy encontrando muchos artículos con los que coincido, en base a su compatibilidad con las ideas de la libertad, en medio de una problemática -no la única- que deschava a algunos autoproclamados liberales como lo que son: conservadores, neoconservadores, neoliberales. Razonan más o menos así: El gobierno lo quiero bien limitado, porque los individuos tienen derechos y el estado los cercena. Eso sí, los delincuentes, que se pudran en la cárcel, sin importar cúantos ni por qué. Y a los países vecinos que les lluevan nuestras bombas. Y si son árabes y musulmanes, mejor, porque atentan contra el nuestro proyecto de Occidente.
En medio de tanta hipocresía, la coherencia cotiza en alza.
Venía hablando de los artículos del Independent, que de caer una bomba atómica mañana en Beirut, y a diferencia de otros cuyo doble discurso venimos criticando, seguramente la condenarían.
Sin ir al extremo (igual no le pidan moderación a los hawks), veo una nota de Anthony Gregory en donde trata el problema de la superpoblación de cárceles, en este caso las de California. Advirtiendo que alguna vez tratamos el tema, y mientras se hacen avances en cuanto a permitir el ejercicio de derechos derivados del principio de inocencia, la situación carcelaria sigue siendo preocupante. En Argentina, con una tasa de 175 presos por cada 100.000 habitantes (la mayoría sin condena, y una gran porción alojados en comisarías) no hay lugar para un preso más. En tanto, California tiene 500 presos/100.000 habitantes, y aún así, para los estándares norteamericanos parece que tampoco cabe un preso más. La mano dura no implica solamente ser impasible con delitos menores, la mayoría relacionados con el tráfico de estupefacientes. Hay varios intereses creados en conexión con la construcción de cárceles, como el lobby por las licitaciones, la burocracia, los agentes penitenciaros con sueldos privilegiados, las mafias y pandillas, etc. Todo esto de hacer de la cárcel un gran tacho de basura corporativamente rentable lo que patentiza es una incapacidad y desinterés de los beneficiados para explorar otras vías de resolución de conflictos que tiendan a descomprimir la situación carcelaria. En el lenguaje de los políticos, conservadores o progresistas por igual, ofrecer paliativos temporales es una fórmula más cara al clima electoral que indagar el fondo de los problemas y la resolución más satisfactoria de los mismos. ¿No entran más presos? Entones a construir más cárceles. Un día, con ideas tan originales como muros que dividen desiertos, California misma terminará siendo una cárcel. Justo lo que no le podemos perdonar a Cuba.

5 comentarios:

Nicolas dijo...

No le parece que ganaríamos mucho si dejaramos a las victimas que ellas mismas impulsaran los procesos,y de buscara más que un castigo,compensación por los daños sufridos? Aunque la cosa se pone difícil con causas penales,pero creo que un sistema de libre mercado solucionaría esas cuestiones(no se mucho de leyes,disculpe si cometo errores teóricos)
En cuanto a los liberales hipócritas,creo que los ancaps somos los más coherentes en seguir las ideas liberales.

MarcosKtulu dijo...

Me parece, sí. Un cuerpo de ideas debe ser armónico, y además tener suficiente correlato con la realidad. El anarcho-capitalismo lo consigue.

Nicolas dijo...

No le molesta que últimamente lo pongan al nivel de un progre por este asunto de Israel,o de antisemita? Creo que en esta discusión se mezclan muchas cosas,hay que admitir que a los judíos la experiencia del holocausto los dejó muy sensibles,a mí tambiên me indignan esos horrores,pero eso ya pasó.Sin embargo esas pasiones contaminan el debate.No cree?

MarcosKtulu dijo...

Molesta porque entraña una injusticia. Me dicen, como si quisieran obligarme (no preguntándome) que no me gustan los judíos. Si la capacidad argumentativa queda ahí, lo tomo como de donde viene. Me extraña por algunos bloggers amigos que consideraba mucho más liberales de lo que se han mostrado, pero como decís vos (me podés tutear, tengo 23) ahí juegan las pasiones. En la discusión ver esto como un partido de fúbol y declararse hincha de uno es el primero entre una serie de errores (incluso en el futbol no es tan grave, porque normalmente no muere gente).

Dolores dijo...

Marcos, yo creo que habría que liberar a todos los presos y hacer hoteles en los recintos penitenciarios... especialmente a los narcos... pobres tipos!!!